Putas no profesionales prostitución en colombia

putas no profesionales prostitución en colombia

Es decir, desde siempre han sido los trabajadores y las trabajadoras de todos los campos quienes han dignificado su trabajo: Por eso, NO estamos de acuerdo con ninguna modalidad en que las trabajadoras sexuales estén casadas con un contrato laboral directo con los dueños del negocio, porque esto lo que hace es crear un vínculo de poder peligroso que se presta para abusos laborales. Opinamos que no podemos manejar el reglamento laboral del trabajo sexual del mismo modo que se maneja cualquier otro trabajo y eso no significa despojar a las trabajadoras y trabajadores sexuales de DD.

Estas personas deben tener la garantía de la libertad de poder irse del lugar de trabajo cuando así lo dispongan sin ninguna atadura económica, de contrato o de cualquier índole. Y debe existir una discriminación positiva pues estas personas trabajadoras del sexo frecuentemente pertenecen a grupos que ameritan particular atención, como son las mujeres, la población LGTBI; e incluso pertenecen en algunos casos a poblaciones minoritarias como las afrocolombianas o las indígenas, siendo así personas en alto riesgo de vulneración y abuso.

Entendemos que las personas que pagan por atención sexual con menores, o con personas víctimas de explotación sexual o del mercado clandestino de la sexualidad sí deben ser sancionadas penalmente y con todo el peso de la ley: Nuestra postura en Feminismo Artesanal sobre la medida que se ha tomado en algunos países de sanción a quienes pagan por atención sexual es la siguiente: La clandestinidad de la prostitución, así sea una decisión voluntaria, es nociva desde la perspectiva de DD.

Para que la ciudadanía y las personas trabajadoras del sexo comprendan que su trabajo es tan aceptable como cualquier otro y que no es motivo de vergüenza y menos de excusa social para que se justifique la violencia hacia estas personas es fundamental evitar, a como dé lugar, la clandestinidad de su ejercicio. Dejo sobre el tintero las siguientes preguntas: Los derechos laborales en la prostitución.

Tiene 19 años, o dice tenerlos. Llegó a Saravena antes que Paola y recorrió otras zonas fronterizas antes de decidir que este pueblo le resultaba mejor: No tiene hijos como Paola, pero le envía dinero a su madre.

Que uno tenga que venir a acostarse con personas mayores, a veces vienen borrachos". Eso, de hecho, causó enojo entre las trabajadoras sexuales colombianas de Saravena, cuando todavía había muchas colombianas aquí. En algunas partes de Colombia las mujeres cobran Y porque obvio ya estoy cansada de esto. Pero reflexiona unos instantes, como haciendo cuentas, y agrega: Si me sale algo mejor, pues no vuelvo".

También quiere cambiar de trabajo: Temas relacionados Colombia Venezuela América Latina. Los 6 nuevos billetes con los que Venezuela busca combatir la devaluación del bolívar.

putas no profesionales prostitución en colombia Tengo dos hijos y un empleo donde trabajo mucho y gano muy poco, tengo muchas deudas, nesecito dinero. El acento venezolano es un plus en el ambiente de la noche. Entonces, cuando estudiaba, vivía en Antímano, en la ciudad de Caracas. Para que la ciudadanía y las personas trabajadoras del sexo comprendan que su trabajo es tan aceptable como cualquier otro y que no es motivo de vergüenza y menos de excusa social para que se justifique la violencia hacia estas personas es fundamental evitar, a como dé lugar, la clandestinidad de su ejercicio. Me gustaría corresponderte, la pregunta es cómo? Hay veces que no terminas haciendo nada. Hoy lo hacen para pagarse la universidad y llevar comida a casa.

Tiene la frente ensangrentada y el semblante de quien se ha bebido una botella entera. Parece que no importa. La gente sigue de largo. El acento venezolano es un plus en el ambiente de la noche. Sandra, una colombiana esbelta y menos voluptuosa que sus compañeras de La Piscina, intenta hacerse pasar por caraqueña. Pero su inocultable deje de bogotana y el desconocimiento sobre el país vecino la delatan ante la primera pregunta.

Migración Colombia cuenta apenas con el registro de los extranjeros que, por no reunir los requisitos legales de estancia en el país, devuelve a la frontera. Pero hay miles trabajando sin permiso y de ellos no se tiene noticia.

Desde hace tres años la cifra de venezolanos que entran sellando el pasaporte en los puestos de control ha subido sin parar. Como es bien sabido, Venezuela pasa por una turbulencia social de la que no se recupera hace por lo menos diez años. De hecho, la mayoría de personas entran para abastecerse de los alimentos que, al otro lado de la frontera, son un tesoro perdido. Se saltan los papeles y, si la suerte no los acompaña, Migración Colombia los deporta después de operativos y verificaciones.

Entonces vienen las preguntas. No es la primera vez que Christian Krüger, director de Migración Colombia, responde este interrogante.

Con sus manos ajusta su traje y pausadamente responde que no conoce el primer caso, que cuando entran por los puestos de control vienen como turistas, y cuando no lo hacen así pues ingresan por las trochas y ellos no se enteran. Con el tema de la prostitución Krüger es cuidadoso, reitera que las mujeres son deportadas no por estar ejerciendo ese oficio, sino por estar de manera irregular en Colombia.

El 29 de agosto la Policía irrumpió en el establecimiento, en medio de la fiesta. Adentro estaban 39 venezolanas y una peruana, todas indocumentadas. Ahí terminó el sueño de reunir los pesos que necesitaban para volver a la realidad. Que uno tenga que venir a acostarse con personas mayores, a veces vienen borrachos". Eso, de hecho, causó enojo entre las trabajadoras sexuales colombianas de Saravena, cuando todavía había muchas colombianas aquí.

En algunas partes de Colombia las mujeres cobran Y porque obvio ya estoy cansada de esto. Pero reflexiona unos instantes, como haciendo cuentas, y agrega: Si me sale algo mejor, pues no vuelvo". También quiere cambiar de trabajo: Temas relacionados Colombia Venezuela América Latina. Puta, palabra de origen incierto, peyorativa e hiriente, pero que existe desde el inicio de la humanidad.

Putas en Cali, Cartagena, San Andrés y otras ciudades. La situación no cambia mucho en otras ciudades. En Medellín, un censo similar data de , cuando el conteo dio un total de 18 mil, sin incluir hombres. Es claro, la prostitución en Colombia es un tema sin diagnóstico, ignorado, y juzgado. Solo en el año , luego de la polémica desatada por el caso mediatizado de Dania en abril de y los guardaespaldas estadounidenses, comenzó a promoverse el proyecto de Ley 79 que busca regular el trabajo sexual.

La propuesta de Ley 79 contó en su proceso de articulación e impulso con la ayuda de la Asociación de Mujeres Buscando Libertad Asmubli y la Corporación Fénix. Col, integrada por mujeres en ejercicio de prostitución. Pero ellas siguen siendo sometidas a horarios y a multas, sin tener un contrato de trabajo.

Beneficiando siempre al proxeneta, al dueño del negocio", aclara con preocupación Fidelia. Como el caso de Uruguay, Holanda y Alemania también se enlistan en los países que empezaron a regular la prostitución y que recibieron resultados adversos a los que esperaban. En el conjunto mundial, las políticas sobre la prostitución son principalmente tres: El reglamentarismo, que es aquel que acepta la prostitución como un trabajo como cualquier otro y lo regula; el prohibicionismo, que penaliza su ejercicio y promoción; y el abolicionismo, que penaliza a quien la promociona pero que permite que las mujeres ejerzan de forma independiente este oficio.

Holanda reguló la prostitución en el Diez mil prostitutas adultas, originarias de la Unión Europea, se reconocen como empleadas. En Alemania, desde mayo del , la regulan, reconociéndola como cualquier otro trabajo, con cobertura médica y prestaciones sociales que convierte a quienes la ejercen en "prestatarias de servicios sexuales". Esto, como resultado de las intensas reclamaciones por parte de las mismas prostitutas para que fuera reconocida su actividad en nombre del derecho fundamental de disponer del propio cuerpo, argumento que ha trastocado el discurso de derechos humanos que lideran los partidarios del abolicionismo y del prohibicionismo.

Ante la tesis de libre albedrío, que defienden muchas de las trabajadoras sexuales del mundo, la escritora del libro Sexualidad, violencia y cultura, Juana Gamero, responde: La pobreza, la marginalidad, el hambre, el estrechamiento de alternativas económicas, la discriminación, he aquí los verdaderos seductores de nuestro entorno".

De forma similar opina Elizabeth Fonseca, creadora de la Fundación Fenix. Para ella, este oficio es un medio de subsistencia no deseado y no un trabajo, que debe ser tratado por el Estado para que pueda suceder una reintegración a la vida social. Y dijeron que todo. Entonces, no es tan cierto que por una sola persona que se pare y diga que esto es un trabajo, nos arrastre a todas las ciudadanas colombianas, que le reste la responsabilidad al Estado y nos mantenga en este infierno que es la prostitución", considera Fonseca Ver línea de tiempo sobre la evolución de las leyes de prostitución en Colombia.

El proyecto de ley que debaten por estas fechas en el Congreso propone un enfoque netamente reglamentarista, que regula tanto el trabajo sexual como a quienes lo promueven. Este enfoque, propuesto por el senador Armando Benedetti, surge luego de que en propusiera la Ley que robustecía la de de prohibición de la prostitución, la pornografía y el turismo sexual con niños, niñas y adolescentes", sin embargo, poco tiempo después de aplicada la Ley el mismo Benedetti concluyó que "el reglamentar la prostitución como una conducta indeseable socialmente, es equivalente a su fomento, apología o patrocinio" y comenzó a impulsar el nuevo proyecto de ley.

Se calcula que en Alemania, país de política reglamentarista, hay alrededor de mil prostitutas; en Francia, donde se practica suabolicionismo, hay 10 veces menos; se estiman unas 40 mil prostitutas.

Sin embargo nunca se conformó.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *